Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Espera Sentada

Espera sentada, Esperanza, Que vuelva, Que sufra, La puerca, Tan suelta, Tan cerda, Que es ella, Haga mella, Mi rechazo, Que pille, Cacho, Con cualquiera, De la esfera, De la tierra, Tigresa, Una desa, Una obsesa, Con ser dea, Y es diablo, Sé de que, Hablo, No hay vocablo, Para nombrala, Virulenta, Eres mala, Muerte lenta, A tu vera, Al hombre que, Te espera, Mujer venerea. Espera que vuelva, Que vuelvan mis ganas... Mejor sentada.

La descocada

De todo menos recatada, Es esa mujer descocada, Que destaca por su aspecto, Sé que suena virulento...
Y que roza es esperpento, ¡Pero vive dios! Pasea más lento... Quiero verte me quitas el frío,
Quiero ver el bamboleo, De tus caderas, El de tus posaderas, Ser tu reo mientras lo veo,
Mujer de buena vida. Mujer descocada, Mujer herida, Mujer dejada, Mujer vendida...

Ultrajada

La mujer es naftalina, Butano, queroseno, Puede pasar de divina, A ser puro veneno,
Peligrosa si la ofendes, No la debes ultrajar, Mejor que no la tientes, Sino la sabes amar,
Si te quiere puede su vida dar, Por ti morir si es necesario, Pero también es capazde vengar, Tus descuidos en el calendario,
No se te puede olvidar su aniversario, Tampoco las fechas cruciales, Sino empezará tu calvario... Empezarán a nacer tus males...
En resumen y como consejo, Se hombre derecho, E intenta no fallarla, Siempre Enarbólala,
Llévala en brazos, Ya que no hay nada mejor, Que estrechar lazos, Échale valor.

Transmitir

Cuando encuentras a esa, Cuando la ves por primera vez, Cuando la haces sonreír, Cuando captas su atención, Cuando causas sus latidos, Cuando la invitas a comer, Cuando le haces una promesa, Cuando acaricias su tez, Cuando desabrochas su ropa. Cuando la quieres tener, Cuando ella te copa, De cariño y de placer, Cuando no puede haber otro, Cuando no sabes que hacer, Cuando otro la toca,
Transmitir es cuando... Cuando te siento.

Una segunda madre

¿Cómo olvidar esos días?, Esos bocatas de lomo, ¿Cómo olvidar cuando venías? A buscarme a la escuela, Tú me hiciste otro, Me dejaste secuela, Fuíste mi segunda madre, De mi infancia la causante, Me educaste, Me mostraste el mejor camino, Me hiciste un buen chico, Y siempre estaré en deuda, La mejor abuela, Aunque le duela, A las demás, No es otra que la mía, Doña Rosa María.


Polifema

Mujer de un solo ojo, Tiene visión reducida, Todo le sabe a poco, Esa cíclope engreída,
Dicen que habita en Sicilia, Que Ulises la conoció, Quería ser su Penélope, Pero falló,
Solo eres una cíclope, Y no sabes ni quieres ver, Lo que el mundo te depara, Él es solo un antojo,
Uno más en tu vida, Pero tú que eres mala, Lo ansías, Deja libre al buen Ulises,
Déjalo a él navegar, Qué alcance al fin sus fines, Prefiere Sirena a cíclope, Y lo tienes que aceptar.

La crítica

Tras leer esto, se merece unos estúpidos versos alteza.

Creo que no eres un buen poeta, probablemente porque no eres suficiente inteligente como para transmitir tus raíces ni como para ponerte en el lugar del lector a un nivel profundo. Pero es una simple e ignorante opinión. Si te aporta cosas buenas y sanas, sigue.



¡Oh gran diosa del Olimpo!,
Que te dignas a juzgarme, Haciendo gala de tu despotismo, A ti, eres inigualable,

Perdona por mancillar el mundo,
Con tan inmundos versos, Ayúdame a sacarles lustro, Yo que soy un ser inmundo,

Poco inteligente e idiota,
Nada profundo, Intento dar la nota, Pero no puedo,

No estoy a tu altura,
¡Oh mi dea! Dame cura, Ilúminame,

Con tu grandeza,
No tienes mesura, Eres perfecta, Y yo un patán,

Perdona por intentar,
Sanar, Y aportar cosas buenas, Aunque no pueda,

Gracias por tu opinión,
Irá a misa, Mi diosa Artemisa, Será mi religión.



Cosa de dos

Empieza el debate, Esto es cosa de dos, No compartes la opinión, Ahora soy yo el culpable,
Te abandoné, Aunque sabes que es mentira, Ya que solo no podía, Antenderte como querrías,
¿Es pecado no tener tiempo?, Ser hombre ocupado, Entonces decirte que lo siento, Pero tu enojo no comparto,
Te dí mis mejores días, Nunca te faltó de nada, Aunque ahora me lías, Eres mujer mala,
Mala porque faltas, A la ética y a la verdad, Dices que soy el causante, De toda tu infelicidad,
Y mira que tragué desplantes, Pero de eso no quieres hablar, Prefieres quedarte, Con tu razón,
Con tu versión, Sesgada, Tus pamemadas, Y tu dolor,
Yo lo pasado olvidé, Y en este debate lo digo, Me alegro de haberte conocido, Pero no lo repetiré.

Esperanza

Llega un día en que perdemos, A Esperanza, Sus risas, sus curvas su cara. Nos compadecemos,
De lo perdido, Ahora está con otro, Y yo no he sido, Ella fue a otros cotos,
De caza, Y conoció a otro galán, No quiero meter baza, Yo era más Don Juan,
Él más caballero, Y Esperanza siempre quiso al más bello, Pero sin compartirlo con las demás, Diferentes visiones un mal final,
Ella nuevamente enamorada, Perdí sus rizos, su cama, Y yo haciendo cábalas, Recorriendo Sábanas,
Sin nada más, Que recuerdos, De esa chica llamada Esperanza, La misma que perdí esa mañana,
Que me dijo un Hasta siempre, Un no te olvidaré, Pero te he mejorado, Cuento de tortuga y liebre,
Me dormí en los laureles, Y me dejé adelantar, Y ahora pierdo los papeles, No la supe encandilar,
Solo le robé un par de noches, No me tiempo a más, Perdí a Esperanza y la Esperanza, Ese fue el desdichado broche,
Y ahora me desahogo, Entre versos con elegancia, Ya que hay un mar de distancia, Pero no lo logro... Esperanza...

Noche

No hay luz en el cielo, No hay luna, No hay musa, Que me inspire, Tan solo noche, Noche solitaria, Noche apocalíptica, Oscuridad, Y sudor en la rostro, Un calor, Cultivo de mosquitos, De mitos, De monstruos en el armario, De miedo, De sueños incumplidos, De deseos perdidos, De orgasmos ahogados, De los sonámbulos, De soñadores regazados, De poetas fascinados, Por esta calurosa noche, De verano.

Último baile

Concédeme un último baile, Y que este sea un vals, Olvidemos los desaires, Volvamos a brindar,
Volvamos a soñar, Ya que mañana todo acaba, Que nada te quite las ganas, De Bailar,
Este últimos vals, En mis brazos, Controlando los pasos, No me vuelvas a pisar,
Volvamos a empezar, Empápate de orquesta, Vuélveme a abrazar, Mírame de forma honesta,
Empecemos a bailar, Por última noche, Por última vez, Un último vals,
De dos, El último de tantos, Pero será el mejor, Porque no habrán más,
Para poder comparar, Lo mal que lo hemos hecho, Ríamos porque es el final, Sí, el definitivo vals.



Arenas movedizas (friendzone)

Yo no pisé nunca esa zona, Dicen que es peligrosa, Maldita zona escabrosa, Si la pisas te traiciona,
Son arenas movedizas, Mujeres que van sin prisas, Y antes quieren conocerte, Huye no seas incoherente,
¡O caerás en la peor trampa! Las mujeres son arañas, La amistad la telaraña, Donde se suelen alimentar,
Te consumen lentamente, Socavan tu voluntad, No saldrás de esa "amistad", Así que detente,
No te dejes atrapar, Por la mujer araña, Tan común es esta en España, Que la puedes encontrar,
Dile que no estas preparado, Que eres hombre malo, Que no sabes consolar, Que la escucha la perdiste,
Que ahora solo sabes amar, Que tu corazón tiene un quiste, Qué amigas tienes miles, Y no quieres una más.

La compartida

Amor plural, Amor banal. Amor de varios. Amor de mareos,
Amor de garbeos, Amor de otros, Amor vende motos, Amor de no solo dos,
Amor en resumen, Compartido, Amor partido, Entre cien,
Amor dolido, Por no tener, Algo sentido, Por no poder,
Tan solo querer, Tenerte, Por mantener la fe, Por temerme,
Perderte, Por compartirte, Sin querer, Hacerlo...
Amor tan solo amor, Amor de miles, Amor sin fines, Amor de muchos.

¿Qué te hicieron?

¿Qué te hicieron? Tu antes eras otra, Tan crudo es tu amor, Tan rudo que te destroza,
Eras usa rosa, Una roja flor, Algazara pura pasión, Y ahora sosa, mohína, mal humorada...
¿Qué te hicieron?, De princesa del Carmelo, A la peor de las brujas, Y aún anhelo,
Lo que eras, Pero estás tan lejana. De veras, A aquella morena,
De brillo en las pupilas, De sonrisa que ilumina, De... Esas benditas medidas, Que me descordinan,
Cuando pienso en recorrerlas... Esa piel tersa se tornó cemento, Tu carácter en excremento, Y tú en un alejado reflejo,
De lo que fuiste en su día, ¿Tanto daño te han hecho? Para volverte tan oscura... Espero que encuentres cura, Mi bruja.

Opositor a tu entrepierna

Es duro tener que luchar, Por entrar en tu sexo, Me toca opositar, Ya lo veo un exceso,
Espero pasar el test, No lo hagas muy dificíl, ¿Lo puedo hacer, A lápiz?,
Me siento en un examen, Y no puedo copiar, Esto es el culmen, Ningún hombre lo pudo lograr,
Y ahora en una pregunta, Me he tenido que atascar, Por qué a todo le sacas punta, Y me tienes un puntuar,
Me empiezo a cuestionar, Si de veras vale la pena. Tenerme que examinar, Por entrar en tus piernas.



la ingeniera

Este es un poema escrito hace tiempo...

Dicen que solo va, Con lo bueno, Con la crème de la crème, Su amor es solo digno de ingeniero,
No tengo nada que hacer, Dice que ella sabe amar, Que la superficialidad es banal, Que ella quiere encontrar,
Ese hombre ideal, La idoneidad está en la mente, No se puede buscar, Pero ella es impaciente,
Y se quiere conformar, Con un amor simplón, Un amor de compás, Un amor porquería,
Amor de ingeniería, Azote del corazón, Amor de libro, Amor de estudio,
Amor turbio, Pero mi amor ígneo, De suburbio, No es digno,
Para la ingeniera, De rubios mechones, Que da da sermones, De sus amores,

Aunque lo niega, Que sin quererlo, Ella es ciego, Por no tener corazón abierto, A otro posible querer.
La ingeniera


Trasnochadores

Izquierdosos trasnochadores, Esos de nueva creación, Han entregado su voto, A los de la otra condición, Ahora van de luchadores, Defensores de la nación, Critican con la sociedad, Con su nuevo i-phone, Lectores de Sardà, Que ahora se dejan coleta, Letanía fatal, Sarta de mentirosos, Estos rojos, De debate, Estos rojos, Color tomate, De peperos, Se van a podemos, Todos locos de remate, Menudo sociedad, Menudo dislate.

Soy demasiado

Soy demasiado hombre, macho, Borracho,poeta, deforme, Soy demasiado intenso, Propenso a enamorarme, Soy demasiado loco. Así que dejarme,  Solo.
Porque soy demasiado, Para ti y para todas, Malditas bobas, Esas tías, Esas pavas, Rociadas de escada, Con escarcha por corazón, Sin sabor es su apellido,

Y quizás soy demasiado, Exigente, Por eso solo me enamoran, Las valientes, Que se envalentonan, En conocerme.
Seré hombre, ¿Pero quién quiere un niño?, A todas horas, Y estar solas, Por ser demasiado, Cobardes, Y conformarse con lo primero.
Pudiendo tener al que es demasiado, Loco para ser atado, Valiente para ser acongojado, Pero hombre para poder ser enamorado.

La desconectada

Desconectada busca enchufe, Para poderse conectar, Nadie sabe lo que sufre, Bendita soledad,
Cual i-phone sin bateria, Esta mujer perdida, Vaga de confín a confín, Diciendo con retintín,
Que ella no conecta, Mujer más compleja, Que un Sorolla, Se fue hasta Camboya,
Buscando su inspiración, Yo que soy hombre horareño, Sin dudarlo y con empeño, Le di la razón,
Busca conexión, En otras redes, Ser perenne. Espero que la halles,
No estoy para esos menesteres, Ya que yo nací conectado, Y no me afano, En negar lo evidente,
Y así se fue sin haber conectado, Sin haber probado, Las mieles de la inconexión, Que yo si he hallado.
Ya que más vale no estar conectado, Como si fueses un enchufe, De un inanimado aparato, Porque sí, yo soy humano.
La desconectada

El mal día

Todos tenemos un mal día,
Pero no nos tiene que afectar,
Deja que vuelva la sonrisa,
Deja el mal pasar,
Todos pasamos por desamores,
Épocas de hospital,
Esos duros dolores,
No nos tienen que afectar,
No vale la pena triste,
Insiste,
En vivir al límite,
Y alegrar,
La vida de quien te rodea,
No pienses en nada más,
Los llantos también se secan,
Y todo quedará,
En un mal grato recuerdo,
En un pésimo momento,
Que pasará.

Chocolate y menta

Chocolate y menta,
Exquisita mezcla,
Inglesa,
Que si pruebas,
Te encadila,
Te embadurnas.
De cacao,
De frescura,
Amargor,
Y dulzura,
En tableta,
Seré profeta,
En mi tierra,
Y bendigo a la Gran Bretaña,
Por su menta y chocolate,
Loco estoy de remate,
Por traerlo a las Españas,
Y tomarlo con café,
Aunque parezca un dislate,
Yo paso del té.

Cenicero

Emana humo,
Se eleva un velo,
Del cenicero,
Mientras fumo,

Formas mensajes,
Que incapaz de leer,
No comprendo,
Prendo el mechero,

Y enciendo,
El segundo,
Mientras observo,
El primero marchito,

Cenicero,
Cementerio de sueños,
Incinerador eterno,
Fábrica de recuerdos,

Olvidados,
De momentos pasados,
De aflicción,
De dolor,

Todo lo revuelves,
Frío pozo negro,
Pero nada resuelves,
Cenicero.

Mujer moderna

Tan intrépida y terca, La mujer moderna, Libertina, Sin pareja, Una Agripina, En potencia, No se quiere emparejar, Dice que solo le gusta el sexo, Que le asusta el compromiso, Pero al primer anillo, Del pardillo, De turno, Todo se vuelve complejo, Y se muda a su piso, ¿Por qué mientes mujer moderna?, Si lo que quieres es marido, Tanto hombre conocido, Para cubrir con tupido velo, Tus recelos y paranoias, Ibas de femme fatal, De ninfómana total, Y todo eran palabras, Insignificantes y magras, Para labrarte un personaje, Que te cunda, Esa mentira, Esa pareja tan bonita, Mujer flamante,  Que no fresca, Diste el cante, Que te entre en la testa, Fría y cobarde, Mujer moderna.

El Lobo

Surcando los mares, Hay un fiero, Marinero, Se hace llamar el lobo,
Es el marino más fiero, Su barco no tiene velas, Él solo navega a remo, Tiene mujeres en cada puerto,
Y un hueco en el infierno, Varios aros en sus orejas, Que recuerdan sus gestas, Allá sumido en el Averno,
Dicen que es Bereber, Otros marino inglés, No se sabe su proceder, Pero le deben de temer,
Ha surcado los siete mares, Pero prefiere el mar caribe, Por el ron él se desvive, Aunque hecha de menos sus lares,
Se rumorea que es español, Qué dejo mujer en puerto, Y que está muerto, Desde que no la ve,
Dicen que anoche partió al sol, Bandera al viento sin temor, Buscando a su antiguo amor, A veinte nudos a babor,
Ya no bebe alcohol, Ahora se encomienda a dios, Para mantener su escasa fe, De que llegará a tiempo,
Ya que no hay peor infierno, Que ser marinero, De primavera hasta invierno, Sin un triste te quiero,
De la mujer que amas, Consumido por el escorbuto, Y por esos restos de ron, Perdiendo la razón,
Con un viejo retrato, Me compadezco de él, No sé si lle…

Perdido en un cajón

En un cajón de mi cuarto, Tengo perdidos un millar de recuerdos, Preservativos, poemas, dinero, Promesas de esparto,
Escritas a tinta, Jamás cumplidas, También tengo, Regalos,
Nunca usados, Ni mostrados, Al exterior, Los escondo en un cajón,
En el que no pasan los años, En la que los daños, Se ocultan tras montañas. De papel,
Y de tanto en tanto, Se revelan, Recordando, Lo vivido,
Ya que, Aunque perdido el cajón, El corazón, siempre se impone.
Perdido en un cajón

Tristeza

Poeta de usar, Y tirar, Busca musa, Que amar, Comprometida, Compartida con los demás, Que no sea bruja, Y sea buena amante, Razonable, En el pensar, Celosa, celosa, Ya que quién no tiene celo, No tiene anhelo de mejorar, Que pueda estar sola, Que la tristeza, La abandona, Por su buen proceder, Que su querer, No se marchite, Que me use, Y siendo lite-ral, Que me vea profundo, Siendo banal, Que no le asuste, Lo visceral, Que resulta mi amar, Espero que le guste, El poeta con caducidad, Solo dos noches nada más, Pone el prospecto, Es triste pero lo acepto, Que nadie me aguante, Más.

El perfume

Aún recuerdo su perfume, Vainilla, Me calaba hasta los huesos, Su fragancia, Recuerdo cuando la tuve, Las ansias, Por olerla, Perfume, Avainillado, Melancólico aroma, Que lo notas y te toma, Te domina, Se apodera, De tu olfato, Y es que por olerla, De nuevo, Yo mato, Añoro, Ese olor, Dulce, Ese fuego, En su cuello, Que mordía, Era mi suero, Mi quiero y no puedo, Esa frangancia que espolea, Que te lleva, Bien lejos, Y la perdí hace tanto, No recuerdo su rostro, Su tacto, Pero recuerdo su olor, Aunque olvidé el fragor, De nuestros orgasmos, Olvidé su nombre, Su encanto, Sus besos, Su llanto, Su cuerpo... Pero me exalto, Si aspiro, Ese olor en otro,  cuello, Cruel destino, Que me recuerdas, Lo perdido, En dosis de perfume, De una marca, Por revelar, Pero que no quiero, Mentar, Porque maldigo ese frasco, Que me marcó, Para siempre, Y no hay mujer que no me tiente, Con ese maldito olor.

Cena orgásmica

tus piernas serán entremés,
Tus ojos mi entrante,
Ya que cuando te tengo delante,
Me tengo que estremecer,

Tu torso el primer plato,
Todo natural,
Nada congelado,
Llamad al mejor estrado,

Para juzgar tal maravilla,
Los pelos de mi perilla,
Rozando todas tus pecas,
Déjame pecar,

El primero no me llena,
Vamos a por el segundo,
Es tu sexo lo llevo en vena,
No hay hombre en todo el mundo,

Resistente a su finura,
Sin vello toda pura,
No hay cura,
Para tal placer,

Qué hacer sino tomarte,
Lentamente desnudarte,
Hacerte sentir mi hombría,
Yo tuyo tú mía,

Pegaré sorbos de tu saliva,
De tus labios,
Eres la diosa shiva,
De todo el vecindario,

Y yo el afortunado,
El profeta,
Que te ha besado,
Sin más tretas,

Para terminar la "mascletá",
El mejor postre será un cigarro,
De labio en labio,
Mitad y mitad,

De calada en calada,
Abrazados,
En este mundo mundano,
Al vicio nos lanzamos,

Eres mi cena,
Mi menú preferido,
Y no hay caviar ni vino,
Que valga la pena,

Al lado de tus curvas,
No hay mo…

La bromista

Se cataloga como bromista, Un azote para el artista, Sus burlas indominiosas, Y su humor hedonista,
Se carga los momentos, Con comentarios jocosos, Cuando no me habla de sexo, Me habla de los otros,
Y lo peor es que me gusta, Aunque no la entiendo a veces, Cuando sus bromas no resultan, No sé si me merece,
Oh mujer chacota, Burlesca reina de la mofa, siempre buscando gresca, De eso pecas,
De ser carnavalesca, Pero musa de poeta, Porque aunque pecas, De sátira,
¿A quién no gustarías? Con esa bella sonrisa, Y ese exceso de guasa... ¿A quién no enamorarás...?


Me llaman temerario

Algunas me llaman temerario,
Por mi descaro natural,
Por descuidarme de los horarios,
Y ser amante de vivir mal,

Despreocupado y loco,
Mal estudiante y vividor,
Sin embargo soy un coco,
Aunque un pésimo escritor,

Pueden llamarme audaz,
Fiero, ido e incluso lunático,
Por no permanecer impávido,
Frente a esta puta vida,

De amistades peligrosas,
Y mujeres pendencieras,
Trabajos mal remunerados,
Y amantes sin descaro,

Por eso llamarme temerario,
Por querer vivir a mi manera,
Sin careta ni cartera,
Portador del mal fario,

Llámenme temerario.

La amante cobarde

Tengo una amante cobarde, Que no afronta la verdad, Pero no tenerme le arde, Se escuda tras una amistad,
Dice que yo no le importo, Tan solo uno más, Pero ese otro, se le queda corto, Soy de su baraja el As,
Sé que me metí en un entuerto, Que es complicado arreglar, Pero sin ti estoy muerto, No te quiero olvidar,
Yo sé que la otra te acusa, De pendenciera, De falsa musa, Pero ella bien quisiera,
Ser la mitad de bella, Tener la mitad de gracia, Esa elegancia tuya morena, Sabes que te ansia,
Porque vives con devoción, Eres pura pasión, Y la nueva inspiración, De este maltrecho corazón,
Ajado de tantos remiendos, Y sí admirando tu trasero, Veo de nuevo el mundo bello, Y esto es de los dos,
Piensa en mi, Y no en los otros, Ya que eres para mi, Hagamos un nosotros.
La amante cobarde

Típica Morena rompecorazones

Que las morenas son malas, Es por todos sabido, Cuantas noches he perdido, Debido a su mal obrar,
 Encandila con su pelo, Su semblante moreno, Sus curbas de extraperlo, Importadas de algún confín,
Su maldad no tiene fin, Y yo un sinfín, De razones para odiarlas, Pero solo amarlas puedo,
Os ruego, Ponzoñosas morenas del mundo, Que quitáis las penas, Con mucho furor,
Soy pura pasión, Demoniaca, Una lacra, Para este mamón,
Tantas veces he caído, En la misma mentira, Desde hechizos de brujas, A ser mal herido,
Por las zarpas de la mujer pantera... Para más señas... Las dos morenas  ¿Por qué seréis tan pérfidas?
Típica morena rompecorazones

Me gusta lo bueno

Voy a confesar que me gusta lo bueno, Las mujeres son condena. El alcohol mi mejor suero, El amor tan solo un Anhelo, Que conocido pero, Muchas veces da miedo,
Por eso, Me mantengo fiel, Y soy fiero, A mi me gusta lo bueno, Las morenas provocan hiel, Las rubias son miel, Dime quién,
No rellenó un papel, De sueños, Quien no quiso ser dueño, De una mala mujer, Ser juguete por un vez, En las manos de una dama,
Probar camas, Hacer lo que jamás pensabas, No poner trabas, Solo sexo nada más, Maduras o jóvenes, Son dólmenes, Monumentos de tu vida,
De tu camino, De tu alegría, De tu hastío, Pelirrojas para el frío, Las castañas son lo mío,
Me gusta lo bueno ¿y qué?, Condenme por haber vivido, Por un ser perdido, Entre sábanas, De damas, solo haberlas conocido, Por ser un mirlo herido,
Porque me cazaron, Me casaron, Me ataron, Me cohartaron mi libertad, Y ahora vivo, No es lo que he soñado, Pero lo sí lo que he podido,
He querido, Disfrutar la vida, En compañía, De muchas, Y escucha, Tras lo vivido,

Lo siento, Pero yo no miento, Ser hombre de m…

Batucada

Mi  principal perdición, Fue la percusión, De una mujer mala, En una batucada,
Ritmo y tambor, Todo corazón, Ella en la sazón, Y yo en el comienzo,
Su madurez fue mi infierno, Mi juventud su tentación, Solo quiere reír, ¿y quién no? No le concedo siquiera un invierno,
Los dos sabemos que queremos, Vamos a por lo mismo, A ella le gusta dejarme por memo, Pero le gusta mi erotismo,
Quiero probar tus batucas, Perderme a tu son, Hacer mis caderas tuyas, Ser partícipe de tu pasión,
Quiero amanecer contigo, Aunque solo sea una noche, Ver si me sigues el ritmo, Iremos a troche y moche,
Y sabes mujer rumbera, Que como yo no hay dos, No alargues más la espera, O se te pasará el arroz.
Batucada

Ser mediocre

Hay que gente que se conforma con ser normal, tener una mujer normal, un coche, un piso, un trabajo, hay gente que se conforma con la mediocridad, pero los mediocres no son recordados no figuran en la historia esto va para ellos.


Sales a la calle a gatas, La ambición te falta, Nada te exalta, MEDIOCRE.
Te casas, Sin saber por qué, Eres carne de Burdel, MEDIOCRE,
Tienes hijos a pares, De nombre casi iguales, Ojalá los educases, MEDIOCRE,
Tienes un trabajo vacío, Un futuro con hastío, Te hicieron el lío, MEDIOCRE,
Siempre con los mismos amigos, No cambiarás tu destino, Nadie a rescatarte vino, MEDIOCRE,
Tienes un coche vulgar, El precio del gasoil te asfixia, Ya no puedes repostar, MEDIOCRE,
Vives en un piso horroroso, En un barrio tedioso, Con vecinos odiosos, MEDIOCRE,
Preferiste estar a vivir, Aguantar que morir, Y en vida estás en las Morgue... Eres un ser MEDIOCRE.
Ser Mediocre


La desconfiada

Quiere ir paso a paso, Se hace llamar desconfiada, Y yo que soy un caso, Intento que conmigo se evada.
Soy vividor y poeta, Intenso es mi adjetivo, Ponte tacones y sé coqueta, No me van los paliativos,
Quiero intensidad en la vida, Buena compañía en las sábanas, Buen ron como bebida, Una mujer sin heridas,
Con historias que contar, Que crea en mi palabra, Qué me enamore en mi bar, Que del camino siempre se salga,
Yo solo desconfío de mi sombra, Cree en mi mujer desconfiada, ¿De qué te asombra?, ¿Estás más calmada?
No desconfíes de entrada, Vive lo que se te presenta, Que la vida se acaba, Y no se vive de rentas,
Acumula más momentos, Y vivencias qué compartir, No por ir más lento, Aprenderás mejor a vivir.
La desconfiada

El grillo

Tengo un grillo en la terraza,
No me quiere dejar dormir,
Con su canto apelmaza,
Esto es un sin vivir,

Lo busco con la linterna,
Entre macetas y no lo veo,
Ese canto ya me enferma,
¿Dónde se esconde ese bicho feo?,

Han pasado ya dos horas,
No lo pude encontrar,
El canta sin demora,
Aunque ya me pude acostumbrar,

Oh grillo canta amenízame la noche,
De tu buen arte haz derroche,
Ya que sin tu canto ya no duermo,
Que tengas tú también,
Insecto de bien,
Unos dulces sueños.

El grillo


Mal augurio

Tengo un mal augurio, que me ronda la cabeza, un futuro turbio, ya no me queda Cerveza, Ni mujeres en la agenda, A las que poder llamar, Pero no quiero quitarme la venda, Creo que aún puedo volar, Aún ausente de musas, Aunque escaseen las ideas, No hay una buena excusa, para no vencer a los problemas, para obviar los estigmas, aunque que he bebido de más, y conocí a mujeres ígneas, Aún soy relativamente, Un hombre afortunado, he borrado de la mente, El mal que me han causado, esas malas compañeras de vida, Y de cama, He sanado las heridas, con señoritas de compañía, y buen cava, Ya que quien no se alegra, Es que no vive, Y quien no vive, Es que vuela, No me vengas con monsergas, Ni con malos augurios, que esta noche no serás mía, y yo no seré tuyo, no mires al futuro, porque no vale la pena, Yo tu postre tú mi cena, y nada más.
Mal augurio


Pista de baile

Mi pista de baile es tu cuello, Las ondas de Tu pelo,  Tu endiablada cintura, Y por supuesto tu trasero,
Eres puro fuego, Marcas el paso, No hay posible luego, Entre tus brazos,
Eres el cha-cha-cha, Un auténtico diablo, Siempre de marcha, Sé de lo que hablo,
Maldita Mulata, Gata de tantos, Bendigo tu Falda, Solo cuando yo la levanto,
Me gustas tanto, Sirena del caribe, Que se exhibe, Y se exime entre santos,
Sé que soy uno de tantos, Embelesado por tus piernas, Cúbreme bajo tu manto, Trigueña mujer tierna,
Pronto volverás a mi, Tras tu viaje, Sabes que estoy por ti, Ese será mi mensaje,
Dame un tierno final feliz, Sea el primero, O el último de unos cuantos, ¡Negra! déjame ser tu blanco.
Pista de Baile

Sonríe Eva

Deja que este poeta te exija, La mejor de tus sonrisas, Que la pena no te aflija, Disfruta de la vida,
Los problemas se van, Raudos como llegaron, Vuelve a ser esa femme fatal, Yo no te dejaré de lado,
Todo mejorará, Del accidente al embrazo, Ya verás como saldrás, De estos momentos malos,
No dejes de sonreír, Ya que la vida va paso a paso, Ya que vales un potosí, Desde aquí te mando un abrazo...
Este sábado nos vemos, Y te voy a obligar, A luchar a contraremo, Y que nada te pueda tumbar,
Sonríe ese debe ser tu lema, Que la pena sea un dilema, Un pasajero problema, Sonríe me Eva.

La planta

Semillas, sol, tierra y agua, Surgió la planta, Esfuerzo, riegos y horas, Venenos matando moscas,
¿Para qué?, Si la planta se tuerce, Si la planta se muere, ¿Qué hacer?,
¿Qué queda de todo ello?, Un mero recuerdo, De lo vivido de lo que fue, Un anhelo de saber lo que pudo llegar a ser,
Esa planta, También llamada mujer, Regada de besos, de amor y algún regalo, Que se torció hacia el camino más malo,
Tanto apartar moscas y acabó con un pulgón, De dudoso corazón, Pero así es el amor, Ella planta,
Ella flor, Un ufano girasol, Del que yo ya, No soy sol.

La planta



Promesas incumplidas

Ya me cansé del contrato, De las continuas mentiras, De promesas inconclusas, Hoy dije basta de ti.
Ya llegó mi arrebato, No lo puedo contener, Me harté de tanta espera, No me quieres comprender,
Dicen que padre solo hay uno, Que lo tienes que querer, Pero mentiroso compulsivo, No dejas otro proceder,
Abandono inmediato, Pese a todo mi dolor, Ya ha pasado el mal rato, Asimila tú mi adiós,
He luchado demasiado, Siempre estuve ahí, Jamás te he importado, Solo has pensado en ti,
Pero todo a acabado, Ya no hay marcha atrás, Me cansé de tanto sado, Ahora quiero la verdad,
Hijo solo hay uno, Perdona si te fallé, Fuiste quién me acunó, Nunca te olvidaré,
Padre solo hay uno, Se le tiene que querer, Pero sintiéndolo mucho, Nunca lo supiste ser.
Promesas incumplidas

Empalagosa

El dulce empalaga, El amor en ocasiones, Así que controla tus emociones, Y aprende a amar,
Con cordura: Aunque los locos, Que no somos, Pocos, Hacemos, Del amor un sofoco, Porque queremos,  Sin decoro,
Sin Dudas: Aunque las dubitativas, Campantes por sus vidas, Sin problemas ni prisas, Inconstantes y sin prisas, Esas diosas artemisas, Qué hacen del amor misterio, Sin escatimar medios, Por y para enloquecernos.
Con pasión, Porque sin ardor, No hay magia, No hay nada que saciar, Vívelo todo con el alma, Haz brotar el amor, Que no haya latido sin musa, Ni musa sin corazón.
Y sobretodo sin directrices: Porque pese a las cicatrices, Ama tú a tu manera, Ya que cada cual sabe, Lo que su amor espera, No te dejes embaucar, Por mis consejos ponzoñosos, Ya que yo no sé de amar, Podéis llamarme bisoño, Ya que de tanto intentarla enamorar, A mi musa la tengo hasta el moño.
Empalagosa