Entradas

Lo más leído hoy

Haiku del libro

Buenas tardes, Os presento el poema que envié al concurso de haikus de la librería Haiku de Barcelona. El libro se llama la hoja que cae, espero que os guste. Para mi ha sido todo un orgullo ver mi haiku publicado en el libro de Shinden Ediciones, gracias. Buscan la sombra, Urracas y palomas, Picoteando. Lo realicé en la Sagrada Familia un mediodía caluroso de verano, al inspirarme en como las palomas y las urracas estaban en el parque, picoteando unas ramas y buscando la sombra, para evitar el sol. También aprovecho para presentaros un nuevo haiku, Iré al bosque, Triste melancolía, Con mis hermanos, Este haiku, se lo dediqué a mi padre, habla de que irá al bosque con sus hermanos debido a su melancolía, sentirse apagado y triste... Hay que añadir que me refiero al famoso bosque de los suicidios de Japón. Como podéis observar ambos haikus son con la estructura clásica de 5-7-5, la más tradicional dentro de la poesía japonesa.

El segundo mensaje

Quién me iba a decir,  Quién podría esperar,  Que en un segundo mensaje,  Abría la verdad,  Tampoco puedo reprochar,  Nada, no me puedo quejar,  Sólo queda tener empaque,  Saber encajar,  Los golpes,  Hasta que dure, hasta que Corte,  Hasta que recupere el norte,  Hasta que...  Hable.  Hasta que le importe,  Hasta que...  Recupere el porte,  Y pueda decir con gusto,  Disfruta aunque no sea lo justo. 

luchando

Remando contra corriente,  Contra cantos de sirena,  Sin nada que me aliente,  Todo es una quimera, Castillos en el aire,  Sueños que no cesan,  Empeño que no llega,  Después de tanto vaivén...  Harto de dimes y diretes, De corre va y dile,  Harto de unos grumetes, Que jamás admiten, Que no saben donde van,  Que nadie les dirige,  Nadie toma el timón,  Por lo tanto todo sigue...  Camino a una deriva, Que no esquiva, la realidad, De una capitana consentida, Que se hundirá en el mar,  De una verdad... Ya sabida. 

Ulises 2

Ulises tuvo que marchar,  En busca de una odisea,  Y tras volver de la empresa,  Exhausto de tanto luchar,  Cuál fue su sorpresa,  Cuando al llegar,  Vio su portal lleno de Rosas,  De Barcos anclados,  De besos que le robaron, A su futura esposa...  Oh Penélope,  Por qué te perdiste,  En los pecados de la carne,  Ni buenas noches me dabas,  Siempre en el alambre,  De lo no correspondido,  Y eso que confié en ese supuesto Cupido, Qué me llevo a tu vera,  Y cuál fue mi castigo,  Que lo primero que me dijo al llegar, Fue que le recomendase un libro,  Que no me supo esperar, Que a ver si podíamos quedar, Que era mujer ocupada...  Y este Ulises Guerrero, Que hasta en la guerra la pensó, Siempre la veló,  Y hasta con un presente en el macuto,  Durante toda la travesía,  Sufre la letanía,  De esas palabras de cicuta, Cuál veneno ingeriste,  Te cansaste de tejer, Ni una media deshiciste, No me quisiste ver volver...  Y aunque suene bruto,  Que difícil es querer, Que difícil que te añoren,  Que

Ulises

Ulises tuvo que marchar,  En busca de una odisea,  Y tras volver de la empresa,  Exhausto de tanto luchar,  Cuál fue su sorpresa,  Cuando al llegar,  Vio su portal lleno de Rosas,  De Barcos anclados,  De besos que le robaron, A su futura esposa...  Oh Penélope,  Por qué te perdiste,  En los pecados de la carne,  Ni buenas noches me dabas,  Siempre en el alambre,  De lo no correspondido,  Y eso que confié en ese supuesto Cupido, Qué me llevo a tu vera,  Y cuál fue mi castigo,  Que lo primero que me dijo al llegar, Fue que le recomendase un libro,  Que no me supo esperar, Que a ver si podíamos quedar, Que era mujer ocupada...  Y este Ulises Guerrero, Que hasta en la guerra la pensó, Siempre la veló,  Y hasta con un presente en el macuto,  Durante toda la travesía,  Sufre la letanía,  De esas palabras de cicuta, Cuál veneno ingeriste,  Te cansaste de tejer, Ni una media deshiciste, No me quisiste ver volver...  Y aunque suene bruto,  Que difícil es querer, Que difícil que te añoren,  Que

será mi culpa

Quizás es mi culpa,  Ser fiel a mis principios,  Mis tempos, Y sin embargo siento culpa,  Por lo impío,  De lo querido,  Que acaba en repulsa... Será que soy muy mío,  Será que mis motivos, Son sólo míos,  Será que no entiende mis luchas, Será que empezó a dudar...  Será...  Que no confía,  Será que no soy de fiar,  O será de que nadie se fía,  Será que... No pregunté al principio, Será que no quiere entenderme,  Será que quererme es quimera, Será que a veces la espera...  Es buena compañera...  Será que como dijo,  No comparto nada con ella... Será que vemos lo mismo, De formas tan diferentes,  Será que me duele,  Este seísmo,  Que de la nada...  Todo se va al traste,  De una oleada,  Y no queda nada,  Tan sólo la espuma,  La huella en la arena,  La muesca en la tierra, La mala pisada,  La... La que fue borrada, Ya que mar es traicionera,  Y no vale la pena,  Culparme sólo yo, De nuestros problemas. 

día especial

Un día especial,  Para mi vida,  Mi motivo,  Mi verdad,  Mi razón,  Mi tino, Mi corazón, La que lágrimas secó,  La que creyó,  Cuando nadie más lo hacía, La que me educó,  Cuando nadie podía...  No hay día,  Que no sea el tuyo,  No hay minuto que no te piense,  No hay gracias en balde...  Gracias por todo madre. 

Tendrás tu flor

Aún recuerdo tus pisadas,  Por esas rosas regaladas, Las canciones que tarareabas, Cuando yo te desnudaba, Te miraba y me prendaba, De tu forma de besar...  Y así conforme el tiempo,  Ese Juez inexorable...  Pasaba, no te miento,  Cada vez me marchitaba, Como Rosa regalada, Que al no ser regada,  Con asiduidad,  Se secaba,  Así que terminé,  Como punto de libro,  En una página ya pasada,  Un capítulo de antaño,  Que no conviene recordar,  Tanto daño,  Libro olvidado en el cajón,  Con esa Rosa marchita,  De recordatorio, De ese amor, ese agobio, Que no supimos valorar,  Porque fuimos los dos,  Aunque tú tuviste más culpa...