Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

Eruditos

Imagen
Buenas  noches,

Este poema es para que lo disfruten los insignes insomnes como yo o los madrugadores que se tomen la molestia de leerme, gracias por el apoyo y espero que disfrutéis desnudando mis versos.

Debería ser delito, Exijo, Que ante ausencia de eruditos, No finjáis serlo, No hay por donde cogerlo, Pazguatos enrevesados, Con teorías conspiratorias, Enajenados, Con su pobre oratoria, En malos alegatos, Se les escapa de las manos, Tal pantomima, Si tu cerebro fuera rosa, Tu prepotencia tu espina, El silencio la mariposa, Que se escapa de mi inquina.
Y sí, Mi pluma es descarada, Casi tanto como tu ignorancia, Mal disimulada, Con esa premisa fútil, Mal llamada libertad de habla, Pero tú decir poco, Rebuznas, Como un loco, Te faltan tablas, También la honra, Porque cada día me asombras, Con una nueva cantinela, Que da más pena que gusto, Y pasarán los lustros, Antes que alguien supere, Tus dañinos rebuznos. Y lo siento por la comparación... No la merece el burro.




Que nos perdone el diablo

Espero que nos perdone,
El diablo,
Ya que no hay santo que pueda,
Obviar lo que hicimos...

No quisimos querernos,
Tampoco pudimos hacerlo.
No hubiese salido bien...
Lo siento aunque no me arrepiento.
Pude perderme en tu piel...
Aunque fuese poco rato...
Benditos suspiros...
De amor consentido.
Buenos susurros en la oreja,
Dejaste la pereza de lado.
Enamorado me hallo...

Y es sólo tu culpa.

En la arboleda

Nos dimos demasiado, En la arboleda, Amor furtivo, Osado, En tan vil cometido, Buscar placer consentido, Bajo una lluvia fugaz, ¿Y qué esperas? Conseguí mi propósito,  Pese a tus dudas, Y el mal lugar, Obtuve placer carnal, Y te agradezco el viaje... Me enajené, Estirando de tu pelo, En los últimos compases, Esos en los que todo se estremece, Lo que crece, se desincha... Menuda desdicha la mía... Salir lleno, Volver vacío, Bien te lo has merecido, Tras tanto lío, Amiga mía.

Tardes esquivas

Lo intento,
Me esquiva,
Lo pruebo,
Me evita,
Me lanzo,
Se quita...

Y yo que siempre voy con prisas,
Choco contra el muro,
Estallo pero me rehago,
Y vuelvo a intentar,
El beso.
Siendo honesto,
Estuve cerca...

No le pregunten,
Lo negará,
Pero vaciló,
Dudo,
Cuando en el fragor,
Del calor de la batalla,
Se perdió,
De mi mano,
Por las calles de Barcelona...

¿Quizás llegue mi hora?
Pero hoy por hoy,
Todavía no...
La cobra.