Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

La desaparecida

Desapareció un día cualquiera, Diciendo que me quería, Le dio igual lo que sintiera, Decía que era su vida,
Ahora dice que se arrepiente, Qué no sabía lo que hacía, Pero yo sé que me miente, No me fío de esa arpía,
Dice que al día siguiente, Me hubiese propuesto volver, Que lo siente,  Que no volverá a suceder,
No se da cuenta que todo pasa, Que ya pasó su tren, Fue Diabla y ahora va de santa, Y no la quiero entender,
No hay perdón que valga, Ni segunda oportunidad, No haberte subido la falda, Con tanta celeridad,
Con el primero que pasa, Me quisiste olvidar, Él solo quito tus bragas, No quería nada más,
Y ahora dices que te importo, Qué nunca debió pasar, Pero yo ya no soy ese tonto, Que supiste encandilar.
La desaparecida

Las rocas son felices

Imagen
Entre mis peores crímenes,
El peor fue,
Razonar con un espécimen,
De pensar grotesco,
Espeso,
Nublado,
Aletargado,
Y lerdo.

Y cuanto más lo pienso...
¿Acaso las rocas son felices?
Él afirma que no,
Yo creo que sí,
Felices de no poder oírle...
Este lenguaraz,
Cual estilo gramatical es burdo,
De razonamiento absurdo...
Me causa tanto hastío...
¿Dónde me he metido?
Yo que he sido tan cabal...

Quien fuera piedra,
Mineral,
Pared,
Para no escuchar la perorata,
La cantinela,
De este zote,
Que anhela,
La atención que no suscita...
Recitando citas,
Que no comprende,
Yendo de inteligente,
Pobre alcornoque,
Su mente torpe,
No acierta con el enfoque...

¡Quien fuese piedra!
Tumbada en la hierba,
Ajena a la ignorancia,
De este "Platón",
Sin relumbrón,
Ni gracia,
Que sacia,
Sus ansias de atención,
Torturando mi paciencia...


Quiero ser piedra.